<



 
ESCENA TERCERA

Los sastres entregan el falso traje
al emperador que se lo pone
para que lo admire toda la corte.

 
>
Los bufones son los únicos que dicen la verdad.
Se ríen del rey y le explican
que está desnudo

 

 

 
La reina ayuda a vestirse
al rey y le consuela.

 
Los reyes se dan cuenta
de que han hecho el ridículo
y piden perdón al pueblo.

 

 

Se acabó la función.
Los niños saludan y los padres
se revolucionan más que los niños.

 


 





 
www.000webhost.com