SACANDO EL TUÉTANO
Esta fue una de las actividades más sorprendentes.

 Conocimos una de las fuentes de alimentación más extrañas de los primitivos.

         
     
         
Como podéis ver sacábamos el tuétano de dentro del hueso con una cucharilla.
Lo que no hicimos fue probarlo,
pero estuvimos mucho rato entretenidos manipulando los huesos.
         
     
   


www.000webhost.com